El divorcio notarial es posible, aunque los cónyuges no vivan en el mismo país.

A menudo recibimos consultas sobre la posibilidad de divorcio notarial en caso de que los cónyuges vivan en distintas ciudades e incluso en países diferentes. La respuesta en el caso de divorcios notariales es SÍ.

El trámite es el mismo tanto que la residencia de los cónyuges sea en el mismo país o ciudad como si viven en diferentes lugares. Los trámites siguen siendo, acudir al notario y la firma del divorcio en su presencia. En el caso del cónyuge que viva en otra ciudad o en el extranjero, tendrá que acudir a otro notario, o a un consulado a fin de otorgar un poder especialísimo que sirve tan solo para divorciarse en los términos que se pacten.

¿Qué es el divorcio notarial?

El divorcio notarial es un tipo de separación que no implica acudir al juzgado. Mediante la firma bajo la visita al notario, los cónyuges están divorciados sin tener que esperar una resolución judicial, sin ratificaciones en el juzgado.

Como ya hemos explicado en otro post, el divorcio notarial solo sirve si no existen hijos o estos son mayores de edad y, evidentemente, si los cónyuges están de acuerdo, pues en caso contrario habría que acudir a la vía judicial contenciosa, que desde luego no es ni lo más rápido ni lo más cómodo.

El equipo de divorcios express nos ponemos a vuestra disposición para asesorar y acompañar en todos los trámites, tanto presenciales como por vía telefónica y online. Entre nuestros servicios de asesoramiento se encuentran incluidos divorcios ante notario de mutuo acuerdo residiendo en lugares diferentes, o bien para un divorcio convencional.

Solicita cita para asesoramiento o bien envíanos un mensaje en nuestro chat online.