El divorcio notarial, la opción más rápida para parejas sin hijos

Cuándo decidimos divorciarnos  y no tenemos hijos menores, el divorcio se puede hacer bien en sede judicial, bien en una notaría, aún cuándo siempre se necesite la firma letrada en ambos casos. En nuestro despacho nuestro servicio es personalizado. Escuchamos a nuestros clientes y tras analizar su situación les recomendaremos lo más adecuado para su caso. Sin embargo, no cabe duda de que el divorcio notarial, en principio, es lo más aconsejable y cómodo. A conituación os desglosamos los 3 principales motivos:

ES RAPIDO

Si tenemos que presentar una demanda de divorcio en el juzgado, luego habrá que esperar a que nos turnen el juzgado que corresponda, que normalmente tiene unos tiempos mucho más lentos, pudiendo tardar varios meses en tener sentencia de divorcio. En el divorcio notarial podemos hacerlo incluso en 24 horas, si tenemos los documentos y cita reservada  en el notario.

ES CÓMODO

Nosotros ponemos el día y la hora, no esperaremos a que el juzgado nos cite y no hay esperas más que las normales de una notaria, no tenemos que firmar dos veces como ocurre en el divorcio ante el juzgado, y con una simple visita al notario, el mismo día quedamos divorciados

ES SENCILLO

Nosotros tramitamos todo por nuestro cliente, solo tiene que darnos copia de los documentos y nosotros junto con el notario, nos ocupamos de lo demás.

Llámemos y  concerté una cita con nosotros presencial y gratuita. Estamos en Vigo